26 de Abril de 2019 - Córdoba, Argentina   
Difusora de la Familia


  PORTADA
  EDITORIAL
  CONTACTO
 
  CLASIFICADOS
  NOTICIAS
  DE INTERÉS
  PERIODICOS ONLINE
  LINKS
  TELÉFONOS ÚTILES
  BUSCADORES
PUBLICIDAD

   

<de interés

Hay 6800 docentes que son la única voz adulta en la escuela

Enseñan, en general, en parajes rurales y asumen tareas directivas y de maestranza

 

   

ARROYO DULCE.- "Intenté incorporarme a una escuela urbana, pero me fue difícil. Prefiero viajar todos los días unos cuantos kilómetros hasta mi escuela rural N° 26, en el paraje Campo Blanco. Allí tengo un trato más personalizado con mis alumnos. Y creo que puedo ayudar a los chicos para que tengan la misma educación que cualquier alumno de ciudad."

 

La palabra de María del Carmen Lafalce, a quien sus alumnos llaman Samy, es la única voz docente que se escucha en la escuela rural N° 26 del paraje Campo Blanco.

 

Ella vive en Arroyo Dulce, un pueblito situado a 25 kilómetros de Salto, en la provincia de Buenos Aires, y es una maestra muy distinta del resto de los educadores urbanos.

 

Además de dictar clases lejos de la ciudad, en la misma aula imparte lecciones para chicos de distintos grados. A ellos les cocina, les da la merienda y los cuida fuera de hora. También limpia la escuela y tiene a su cargo el mantenimiento administrativo de la escuela. A estos docentes los impulsa una fuerte vocación por la enseñanza.

 

No son pocos: una de cada seis escuelas en todo el país tiene "maestro único". De los 42.677 establecimientos educativos del país, 6846 tiene un solo docente que, como si se tratara de un superdotado, debe repartir su tiempo para educar, cuidar y administrar el colegio.

 

La mayoría atiende escuelas rurales y la provincia de Buenos Aires concentra la mayor cantidad: 1792 escuelas con personal único, según datos oficiales. De los 6846 colegios con personal único, 5158 funcionan en ámbitos rurales; el resto -1685- en zonas urbanas o semiurbanas. A todos los unifica que el maestro trabaja en secciones múltiples o plurigrados: en un mismo salón les enseña a chicos de diferentes grados.

 

"Nunca pensé que iba a terminar como maestra rural. Mi esposo vivía en el campo y cuando me casé inicié mi carrera en una escuelita solitaria de la zona. Sabía muy poco cómo dictar las clases. A veces repartía varios temas y terminaba exhausta", relata la maestra Samy.

 

"Tenía que atender y explicarles a los distintos chicos sobre geografía de la tierra, las vocales, matemática y la historia de San Martín. Con el tiempo adquirí la técnica de los maestros rurales. Ahora explico un solo tema y desarrollo ejercicios, con mayor o menor dificultad, de acuerdo al grado que está cursando el alumno", agrega, al explicar que su esposo se tuvo que ir del campo por miedo a los delitos rurales en la zona.

 

"Hoy -añade- tengo diez chicos que deberían ingresar al jardín, pero hasta que el gobierno bonaerense no firme la autorización para crear este nivel inicial, los chicos no podrán ir a la escuela."

 

Centros comunitarios

 

En todas las jurisdicciones los colegios funcionan como centros urbanos de pequeños parajes, donde se reúnen las familias de la zona.

 

Así, por ejemplo, los colegios que funcionan en medio de la selva impenetrable del Chaco son el centro de las comunidades rurales, muchas de ellas integradas por aborígenes que sólo hablan su lengua natal.

 

"Es fundamental conservar las escuelas rurales y semiurbanas. No sólo porque si no se limitaría el acceso a la educación, sino también porque la escuela y el maestro cumplen una función social. Muchas veces la vida del lugar pasa por el colegio", dijo a LA NACION el ministro de Educación, Daniel Filmus.

 

Así lo comprobó LA NACION en recorridos por distintas provincias. En Entre Ríos, por ejemplo, Juan Cáceres es el único maestro de una escuela flotante. Allí pasa toda las semanas a bordo de una barcaza equipada con pizarrones, bancos, mapas, una cocina y una gastada bandera nacional que flamea sobre el techo de la escuela.

 

"Después de clases, los chicos regresan al colegio. Muchas veces vienen para compartir un mate, llevarse un libro o una revista. Pero casi siempre se quedan a ver una hora de TV, porque tenemos uno de los pocos televisores en la zona", dice Cáceres.

 

Combatir la soledad

 

Silvia Graselli fue secretaria y maestra de una de las escuelas más grandes de Salto. Pero por diferencias fue enviada a la escuela N° 20 del paraje San Pablo. "Una se siente sola, aquí, tan lejos de la ciudad. Pero con el tiempo me adapté. Los chicos son muy sanos y las familias me ayudan. Hay un contacto directo con los papás y uno puede seguir el progreso de los chicos", dice la maestra.

 

Según el ministro Filmus, las escuelas plurigrados, con personal único, tienen muy buenas calificaciones en las evaluaciones nacionales. "Como los chicos tienen una atención personalizada, aprenden mejor que en una escuela donde hay 30 o 35 alumnos. Los maestros tienen más tiempo y si el alumno es bueno, puede continuar progresando sin límite", afirma.

 

Y Samy lo confirma: "En los siete años que llevo en la escuela me tocaron buenos alumnos. Incluso los más pequeños aprenden de sus compañeros. Chicos de segundo grado resuelven problemas de cuarto".

 

Juan Carlos Tedesco, director del IIPE-Buenos Aires, de la Unesco, asegura que estos docentes se forman en el trabajo diario. "Es muy poco lo que pueden adquirir en los centros de formación. Por eso, los maestros de escuelas rurales deben tener una sólida formación docente y una constante capacitación profesional. Su tarea es fundamental en lugares donde se notan las desigualdades", señala.

 

Tedesco ha trabajado como docente rural. Ahora dirige un grupo de especialistas que trabaja en la creación del Instituto Nacional de Formación Docente, que agrupará a todos los centros de formación y capacitación del país. "Queremos que los maestros rurales tengan más herramientas y que se elaboren materiales didácticos para que su trabajo reciba el aporte de todos."

 

Por Jesús A. Cornejo

Enviado especial

 

 

 

Link corto: http://www.lanacion.com.ar/741845



  Imprimir



<de interés

E-mail:
Password:


registración

No recuerdo mi clave
BIENVENIDO!!
VISITANTE Nº
938780

PUBLICIDAD
 
© www.difusoradelafamilia.com.ar
   
» Portada | Editorial | Contáctenos
Clasificados | Noticias | De interés | Periódicos online
LinksTeléfonos útiles | Buscadores